Image de James Barr

Una Iglesia para la familia

La Iglesia de Dios de la Profecía tiene sus raíces en la santidad de una tradición pentecostal y es firme en su compromiso con la fe cristiana ortodoxa.
 

Afirmamos que hay un Dios, eternamente existente en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Creemos en la divinidad de Cristo, en su nacimiento virginal, en su vida sin pecado, en los milagros físicos que realizó, en su muerte expiatoria sobre la cruz, en su resurrección corporal, en su ascenso y que está a la mano derecha del Padre, en su declaración personal de regresar con poder y gloria en su Segunda Venida.
 

Profesamos que la regeneración por el Espíritu Santo es esencial para la salvación del hombre pecador. Creemos que la santificación por la sangre de Cristo hace posible la santidad personal.

Afirmamos el ministerio actual del Espíritu Santo que permanece en nosotros para permitirnos vivir una vida piadosa y tener poder para el servicio. Creemos en la unidad suprema de los creyentes, tal como lo oró nuestro Señor Jesucristo en el Evangelio según San Juan 17.

Creemos en la santidad de la vida humana. También estamos comprometidos con la santidad del vínculo del matrimonio para tener una familia fuerte y amorosa.